SI ME VIERAS


Sé lo que ves cuando me miras. Ves a una pobre chica sobre una silla de ruedas, con una vida que empezó de forma trágica. Ves un cuerpo lleno de cicatrices. Ves unos pies deformes. Pero aunque me miras, en realidad no me ves.
Ves mi silla de ruedas como el mayor de mis problemas. No te has parado a pensar en las pérdidas que he sufrido, en los conflictos en los que me he visto inmersa, los problemas ajenos a los que me he enfrentado porque me acababan afectando de forma directa.
Ves cicatrices, pero no te das cuenta que las más grandes, las que se crearon con mayor dolor, las llevo por dentro. Que el corazón y el alma se me han roto mil veces y los he tenido que reconstruir. Y sobre todo, no ves que esas cicatrices demuestran que éste es el cuerpo de una guerrera, una luchadora que ha librado infinitas batallas y que está dispuesta a luchar hasta el fin de sus días.
Ves unos pies deformes. Pero no te imaginas el esfuerzo que ha supuesto crear tal personalidad que esos pies pasen inadvertidos. Años y años trabajando en la mejor versión de mi misma, y que han conseguido, no solo que el resto del mundo me vea de otra forma, sino que yo misma y a pesar de todo, me sienta una persona cada día más bella.
Me miras pero no ves. Porque si me vieras verías empatía, comprensión, fuerza, valentía, trabajo duro, paciencia y voluntad. Si me vieras desaparecerían las ruedas, las cicatrices, los defectos físicos. Si me vieras no sería una discapacidad. Cuando aprendas a verme seré tan solo un ser humano.

Texto: Marta Ramón
Share on Google Plus

Acerca de Trabajo-Social.com

Es un proyecto de edición, recopilación y publicación de recursos relacionados con el trabajo social.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

1 comentarios:

susana dijo...

hola felicitaciones por el articulo soy una estudiante de trabajo social muy estremesedor lo que dicen las lineas gracias por compartir
saludos cordiales desde Lima Peru

4.70/5 – 1379